[1]

Resumen

Introducimos el ajedrez Neoclásico, una evolución del juego del ajedrez y, creemos que, esencialmente la única posible que soluciona el problema de la influencia excesiva del ordenador en la apertura, preservando al mismo tiempo la integridad y la historia del juego.

Todas las reglas son idénticas a las reglas del ajedrez. La única diferencia es que el juego comienza en la posición inmediatamente posterior a las primeras tres jugadas completas de una partida tomada al azar, justo antes del inicio del juego, de la práctica magistral reciente. Elegir la posición inicial de esta forma y continuar como en el ajedrez clásico constituye el juego más cercano al ajedrez clásico que elimina el problema mencionado más arriba y reconcilia la variabilidad necesaria de la posición inicial con la conservación de la herencia y tradición del juego clásico.

A diferencia del ajedrez960 (también llamado ajedrez Fischer-Random), la historia y tradición del ajedrez clásico se preserva por completo, y más aún, las preferencias contemporáneas de apertura y su evolución se integran de forma natural en el nuevo juego. Como resultado de esta ligera modificación en la forma en que comienza el juego del ajedrez, se produce un gran impacto en el estudio de la apertura, con una cascada potencial de beneficios para el mundo del ajedrez: un incremento sustancial de la parte del juego que constituye una lucha sobre el tablero, que creemos que es lo que está en realidad en juego, un aumento de la competitividad en el ajedrez de élite con una disminución del número de tablas precoces, un aumento del disfrute de los aficionados al ajedrez y espectadores, una extensión del conocimiento e historia completa del juego del ajedrez a todos los jugadores, un juego más variado e inagotable para el aficionado con dedicación y un aumento predecible del valor económico de invertir en una carrera profesional de ajedrez.

Finalmente, pensamos que cambiar al ajedrez neoclásico puede muy bien aumentar el bienestar de los profesionales y jugadores de élite. El ajedrez Neoclásico es una alternativa válida para el ajedrez de competición del futuro y, al mismo tiempo, el Ajedrez clásico y Neoclásico pueden coexistir armoniosamente y reforzarse el uno al otro, resultando en un aumento significativo del potencial del mundo del ajedrez.

(…)

 

 

3     la propuesta: ajedrez neoclásico

Proppongo una nueva forma de jugar al ajedrez para hacer frente a todos los problemas previos. No se trata de una simple variante del ajedrez, sino de una evolución del ajedrez completa en sí misma. Aspira a ser una alternativa al juego tal y como lo conocemos para al ajedrez competitivo (para ser más preciso, cualquier nivel de ajedrez en la cual una preparación de aperturas específica para un oponente puede ser importante), también para aficionados de todos los niveles para los cuales el ajedrez es una afición duradera, no casual. Sin embargo, tal como también describiré, tanto el ajedrez Neoclásico, como el ajedrez Clásico pueden coexistir armoniosamente. Utilizamos de forma indiferente “ajedrez neoclásico” o “Nc chess”. En el presente artículo, evitaré todas las formalidades y presentaré de forma intuitiva la formulación y las conclusiones. Para una descripción más precisa del ajedrez neoclásico, todos aquellos lectores a los que les guste la estadística o las matemáticas, por favor, vean el artículo técnico.

3.1    formulación del problema

Intentaremos repensar el asunto en términos de primeros principios.Asumimos que el ajedrez clásico es el ideal absoluto, pero que, tal como mencioné, las últimas décadas de estudio de las aperturas y más tarde la preparación de aperturas asistida por ordenador han comprometido en la práctica su interés como un actividad humana competitiva…

(…)

 

 

3.2    solución del problema: ajedrez neoclásico

Definimos el ajedrez Neoclásico de profundidad D como la siguiente forma de jugar

Una partida de ajedrez donde los jugadores comienzan la partida a partir de una posición obtenida después de D movimientos completos legales (D movimientos del blanco y D del negro), que se obtiene a partir de una partida real escogida con un procedimiento aleatorio (justo antes de comenzar la partida) de una base de datos de todas las partidas relevantes del juego magistral (humano) contemporáneo. 

Esta es una solución general que satisface todas las condiciones detalladas más arriba. Esto se verifica en el artículo técnico. En particular, las nuevas e importantes condiciones 4 y 5 ahora se satisfacen: las que habilitan al ajedrez Neoclásico como una evolución del ajedrez.

Aún más, hemos estudiado cual debe ser el parámetro D más pequeño (el menor número de jugadas) que produce suficiente aleatoreidad para obtener la posición con la que se inicia el juego. De esta forma estaremos lo más cerca posible del ajedrez clásico y conseguiremos resolver el problema: el juego lo más cercano posible al ajedrez que equilibra el peso de la apertura (excesivo en el ajedrez clásico si lo comparamos con las demás fases del juego) y lo fundamenta en la acumulación de conocimiento a largo plazo, no en pura memorización de variantes.

Esta cuestión puede parecer principalmente empírica, pero la forma en que los humanos con suficiente talento juegan las aperturas tiene propiedades estadísticas muy estables. Después de estudiar esta cuestión en el artículo técnico, hemos encontrado que la profundidad 3 (empezando en el movimiento 4 del blanco) es la solución óptima. La profundidad 4 no es mala, pero se coloca innecesariamente lejos del ajedrez clásico.

En consecuencia con solo tres movimientos de profundidad aleatorizando posiciones obtenidas del juego magistral humano, surge un juego muy similar al ajedrez: el ajedrez Neoclásico.

La paradoja de aumentar la profundidad en el ajedrez Neoclásico es que cuando el número de posiciones posibles aumenta suficientemente, el valor de memorizar preparaciones para esas posiciones disminuye rápidamente, tal como ocurre en el ajedrez 960. La sorpresa es que con una profundidad pequeña (3 jugadas) se consigue el equilibrio deseado: el carácter y libertad del juego clásico se conserva, y la forma en que se estudia la apertura cambia radicalmente: creemos que para mejor.

Un descubrimiento crucial de nuestra investigación es el hecho afortunado [1] de que se consigue el objetivo con profundidades muy pequeñas. Las posiciones iniciales del ajedrez Neoclásico son con frecuencia aquellas de las grandes aperturas de hoy (Española o Nimzoindia), o en otros casos una o dos jugadas más allá (como en la Francesa o la Siciliana), de forma que ninguna de esas posiciones es demasiado forzada o condiciona en exceso el estilo del jugador, ni hacen que el jugador se encuentre sin quererlo jugando la idea táctica o estratégica concreta de otro. Esto es importante para la calidad práctica y el atractivo del ajedrez Neoclásico como solución.

 

We have also found, and describe in the companion paper [FNc], an important conclusion: Neoclassical chess is “essentially” (i.e. except minor and more complex variations) the unique solution that verifies all the conditions we want.

Para los matemáticos, la unicidad tiene una importancia teórica capital. Para nosotros y la comunidad de ajedrecistas, la unicidad del ajedrez Neoclásico como solución, es crucial. Sabiendo que es la única solución facilita las cosas: significa que es la única alternativa potencialmente satisfactoria al ajedrez clásico para los jugadores de ajedrez.

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *