2 El estado actual del juego del ajedrez.

Le enorme influencia del ordenador personal y de un software de ajedrez fácilmente disponible ha producido tales cambios que muchos identifican ahora el juego del ajedrez como un “juego diferente”. Por ejemplo, Vladimir Kramnik afirma: “No sé si los ordenadores están mejorando el estilo de juego, sé que lo están cambiando. El ajedrez se está convirtiendo en un juego diferente, uno podría decir que los ordenadores han cambiado el mundo del ajedrez”, Todas las fases del juego se han visto afectadas, resultando en un acceso generalizado a gran cantidad de material, una gran mejora en los recursos de entrenamiento y una mejora general del nivel de juego. Mientras tanto, en el estudio del medio juego y el final, la percepción general es que su influencia ha sido positiva (incluso si algunos han expresado preocupación sobre un impacto desfavorable en los aspectos creativos del ajedrez), en la fase de la apertura, con frecuencia se ha considerado simultáneamente una bendición, o todo lo contrario, como mostraremos más adelante a partir de los comentarios y opiniones expresadas por jugadores de élite. Pocos han sido tan expresivos como Viswanathan Anand en una entrevista de 2013:

“En un sentido, los ordenadores han matado la fase de la apertura (…) De forma que, si puede hacerse algo, es reequilibrar el juego. Eso sólo puede ocurrir concentrandonos en el medio juego y el final.”

La influencia de los ordenadores personales ha exacerbado el problema que comenzó con el profundo estudio de la apertura desde los años 70. Este problema clásico, en la época del computador tiene muchas ramificaciones, entre ellas:

  1. Excesivo énfasis en la preparación de la apertura sobre otras fases del juego.
  2. Excesivo papel de la memorización “bruta” de variantes de apertura, en particular líneas preparadas con el ordenador. Sin embargo, creo que el problema nuclear de esta “enfermedad del ordendador” es que el juego real sobre el tablero, empieza cada vez más tarde en el ajedrez magistral (y en general en todos los niveles de juego), a veces después de 20 movimientos. Este es el problema real que afecta al juego y pone en tela de juicio cualquier visión complaciente de la situación real del ajedrez actual. Mi punto de vista es que la decadencia del juego real sobre el tablero (la fracción de juego que está “fuera-del-libro”, pensada y “descubierta” por los jugadores durante el juego) es sin ninguna duda una evolución negativa del ajedrez. Este punto de vista se ve acentuado si tenemos en cuenta que el ajedrez, desde una perspectiva actual, es un deporte, y esta merma del juego real debida al incremento del juego preparado, disminuye la satisfacción de los jugadores y de los espectadores de eventos deportivos.

Descarga el artículo completo en inglés

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *